Ir al contenido
InicioRecomendacionesPrevención del Dengue
2/22/16

Recomendaciones:

  • Vaciar y dar vuelta latas y recipientes que estén al aire libre.
  • Tapar tanques y depósitos de agua.
  • Colocar neumáticos bajo techo y rellenarlos con arena.
  • Evitar el agua en platos de macetas y floreros.

El Aedes aegypti es sensible tanto a los repelentes como a los insecticidas comunes, pero debemos tener cuidado con el uso de estos productos. Algunos consejos:

Repelentes humanos

  • En caso de utilizarlo por primera vez, aplicar una pequeña cantidad en el antebrazo y observar.  Si aparece enrojecimiento, ardor, erupción o reacción alérgica, lavarse inmediatamente con agua y jabón y consultar al médico.
  • Evitar el contacto en ojos, labios y narinas.
  • Aplicar únicamente en piel expuesta.
  • No usar sobre piel dañada o irritada.
  • En el caso de los repelentes en aerosol no rociar directamente en la cara, aplicar en la mano y luego, con esta, aplicar en la cara. Evitar la inhalación.
  • No aplicar en niños menores a 6 meses.
  • No aplicar más de 3 veces al día  en niños menores de 12 años.
  • Es posible el uso de repelente en forma conjunta al filtro solar.
  • Lavarse las manos con agua y jabón luego de la aplicación.

Repelentes de ambiente e insecticidas

  • Leer las instrucciones de uso y corroborar que el producto se encuentre registrado ante el Ministerio de Salud Pública.
  • Usar únicamente repelentes (aleja a los mosquitos) e insecticidas  (mata a los mosquitos) de uso doméstico, de la familia de los piretroides (ej: Cipermetrina, Deltametrina, Permetrina), dado que son los de menor riesgo para la salud y están recomendados por la OMS y la Organización Panamericana de la Salud para el control del mosquito Aedes aegypti.
  • No ingerir. Pueden presentarse efectos tóxicos severos si estos productos ingresan al organismo por vía digestiva.
  • Dejar fuera del alcance de los niños en todo momento.
  • En el caso de los repelentes ambientales, usar preferentemente productos termoevaporables (pastillas o líquidos) así como espirales.
    • Colocar estos repelentes en los horarios de actividad del mosquito y por lo tanto de mayor riesgo de picadura (mañana temprano y final de la tarde).
    • Es aconsejable que las personas se encuentren a más de 2 metros del punto de emisión del repelente.
  • En el caso de los insecticidas en aerosol, aplicarlos sólo cuando se hayan visto mosquitos adultos.
    • No pulverizar indiscriminadamente en todos los ambientes de la casa. Aplicar en lugares donde los insectos puedan esconderse.
    • Retirar a los niños y las mascotas mientras se aplica el insecticida.
    • Resguardar alimentos, utensilios de cocina y juguetes infantiles.
    • Retirarse del ambiente y mantener cerrada la habitación durante 15 minutos. Ventilar el ambiente durante 30 minutos antes de volver a ingresar.
    • Los insecticidas pueden ocasionar síntomas leves, como irritación en la piel o las vías respiratorias (los niños y las personas con antecedentes de alergia o hiperreactividad respiratoria son los más sensibles).
    • Lavarse las manos con agua y jabón luego de la aplicación.
  • En caso de presentar síntomas adversos o de intoxicación (ej: náuseas, vómitos, dificultad para respirar, convulsiones), consultar al médico y llamar al CIAT teléfono 1722.
  • El Aedes aegypti es un mosquito principalmente doméstico, por ello la fumigación en grandes superficies (como por ej. Espacios verdes) no suele ser efectiva y se asocia a contaminación ambiental.

El virus del Dengue puede determinar una enfermedad leve, pero en algunos casos, constituye un cuadro grave, que puede causar la muerte de la persona enferma. El reconocimiento de los síntomas de la enfermedad se vuelve una herramienta realmente importante.

Si una persona vive en, o ha viajado a, un área con transmisión actual de Dengue (hay casos de Dengue en los países limítrofes), y además presenta fiebre, debe prestar atención a los siguientes síntomas:

  • Náuseas y vómitos.
  • Sarpullido
  • Dolor de cabeza
  • Dolor retro ocular (detrás de los ojos)
  • Malestar general
  • Dolor articular y muscular intenso

EL DENGUE CONSTITUYE UNA ENFERMEDAD DE NOTIFICACIÓN OBLIGATORIA DEL GRUPO A (NOTIFICACIÓN INMEDIATA): Cualquier ciudadano que tenga conocimiento o sospecha de la ocurrencia de esta enfermedad debe notificar inmediatamente a las autoridades.