Ir al contenido
InicioFAQ
12/17/12

Preguntas frecuentes

¿Qué es el SINAE?

El Sistema Nacional de Emergencias (SINAE) es la instancia específica y permanente de coordinación de las instituciones públicas para la gestión integral del riesgo de desastres en Uruguay. Su objetivo es proteger a las personas, los bienes de significación y el medio ambiente de fenómenos adversos que deriven, o puedan derivar, en situaciones de emergencia o desastre, generando las condiciones para un desarrollo sostenible.

¿Cómo está integrado el Sistema Nacional de Emergencias?

La ley 18.621 prevé que esté integrado por el Poder Ejecutivo, la Dirección Nacional de Emergencias, los Ministerios, entes autónomos y servicios descentralizados y los Comités Departamentales de Emergencias. Una vez reglamentada la Ley, se creará la Comisión Asesora Nacional.

¿Qué es un Comité Departamental de Emergencias (CDE)?

Es el órgano responsable de la formulación en el ámbito de sus competencias y en consonancia con las políticas globales del SINAE, de políticas y estrategias a nivel local, con el objetivo de la aplicación de acciones para la prevención, mitigación, atención, rehabilitación y recuperación.

¿Cómo está integrado un Comité Departamental de Emergencias?

Está integrado por el Intendente Municipal, el Jefe de Policía Departamental, el Jefe de Destacamento de Bomberos, un representante del Ministerio de Defensa nacional, un representante del MIDES y un representante del Ministerio de Salud Pública.

¿Qué es un CEOCED?

Es el Centro Coordinador de Emergencias Departamentales. Está presidido por un Coordinador quien deberá promover acciones de prevención, mitigación y atención de desastres, organizar actividades de capacitación y establecer reuniones periódicas y ante situación de emergencias convocar junto con el Intendente Municipal, al Comité Departamental.

¿Qué es una Emergencia?

De acuerdo a lo establecido en la ley 18.621 de creación del Sistema Nacional de Emergencias, la emergencias e es un estado caracterizado por la alteración o interrupción intensa y grave de las condiciones normales de funcionamiento u operación de una comunidad, causada por una reacción inmediata y exige la atención o preocupación de las instituciones del Estado, de los medios de comunicación y de la comunidad en general.

¿Qué es un Desastre?

De acuerdo a lo establecido en la ley 18.621 de creación del Sistema Nacional de Emergencias, un desastre es toda situación que causa alteraciones intensas en los componentes sociales, físicos, ecológicos, económicos y culturales de una sociedad, poniendo en peligro inminente la vida humana, los bienes de significación y el medio ambiente, sobrepasando la capacidad normal de respuesta local y eficaz ante sus consecuencias.

¿Qué es un riesgo?

Es la probabilidad que se presente un nivel de consecuencias económicas, sociales o ambientales negativas en un sitio particular y durante un tiempo definido. Se obtiene de relacionar la amenaza con la vulnerabilidad.

Por ejemplo si una inundación (amenaza) ocurre en una zona poco vulnerable (donde no hay población ni cultivos) el riesgo es menor; pero si la misma amenaza (inundación) ocurre en una zona donde hay población o cultivos que puedan ser afectados (por tanto es vulnerable) el riesgo aumenta.

¿Qué es una amenaza?

Es un fenómeno físico o actividad humana potencialmente perjudicial, es decir que puede causar la muerte o lesiones, daños materiales, interrupción de la actividad social y económica o degradación ambiental. Las amenazas pueden tener diferentes orígenes: natural (geológico, hidrometeorológico y biológico) o antrópico (degradación ambiental y amenazas tecnológicas). Las amenazas pueden ser individuales, combinadas o secuenciales en su origen y efectos. Cada una de ellas se caracteriza por su localización, magnitud o intensidad, frecuencia y probabilidad.

¿Qué se entiende por vulnerabilidad?

Corresponde a la manifestación de una predisposición o susceptibilidad física, política o social que tiene una comunidad de ser afectada o de sufrir efectos adversos en caso de que se presente un fenómeno o peligro de origen natural o causado por el hombre.

¿Cómo se cataloga el Riesgo Meteorológico?

En niveles: verde, amarillo, naranja y rojo, con sus precauciones de acuerdo al fenómeno meteorológico de que se trate.

El nivel de riesgo meteorológico VERDE indica que no es necesaria una atención especial al tiempo atmosférico.

Cuando existe riesgo para actividades concretas (trabajos en altura, navegación, etc.), ese nivel de riesgo meteorológico se eleva a AMARILLO.

Cuando la intensidad de ciertos fenómenos meteorológicos sobrepasan determinados umbrales, la situación es riesgosa para la población en general. En esos casos el INUMET emite “advertencias sobre eventos meteorológicos adversos”. Si el nivel de riesgo es alto se señala con color NARANJA. Si es extremo, se señala con color ROJO.

¿Quién emite Avisos y Advertencias?

La única autoridad calificada a nivel oficial para emitir avisos y advertencias, es el Instituto Uruguayo de Meteorología (INUMET). Así lo establece la ley 19.158  en su artículo 4º.

De acuerdo al Protocolo de Coordinación General, el SINAE da a conocer esta información a los Comités Departamentales de Emergencias (CDE) a través de un sistema interno de alertas y a la población a través de su portal web institucional.

¿Qué es una Alerta?

Es un estado declarado por la autoridad competente con el fin de tomar precauciones específicas debido a la probable y próxima ocurrencia de una emergencia.

A nivel nacional la autoridad competente es el Sistema Nacional de Emergencias (SINAE).

A nivel departamental la autoridad competente es el Comité Departamental de Emergencias (CDE).

¿Cómo se coordina la respuesta frente a una emergencia departamental?

El Comité Departamental de Emergencia (CDE) es responsable de dirigir la Respuesta Departamental. Cada CDE deberá contar con planes de contingencia (reglas de funcionamiento y de toma de decisiones preestablecidas). Durante la respuesta, el CDE tiene las siguientes atribuciones:

  • Definir las acciones de acuerdo a los planes de contingencia disponibles, y adoptar todas las decisiones que sean necesarias durante la respuesta.
  • Coordinar el flujo de información, la relación con los medios de comunicación, las declaraciones públicas y las recomendaciones a la población.

¿Cómo se coordina la respuesta frente a una emergencia nacional?

La coordinación de la respuesta se realizará a nivel nacional a través del llamado Comando de Respuesta Nacional cuando:

  • se excedan las capacidades departamentales de respuesta;
  • el impacto del evento sea de sustancial gravedad por la afectación en las personas, los bienes y/o el medio ambiente;
  • sea alto el riesgo de ampliación del evento adverso en curso o de otras amenazas relacionadas;
  • la cobertura geográfica de afectación abarque varios departamentos, sea extraterritorial o deslocalizada;
  • requiera una coordinación interinstitucional compleja.

El Comando de Respuesta Nacional será convocado por la persona que ocupe el cargo de Prosecretario/a de la Presidencia, que lo presidirá. Para su conformación, se convocará a las máximas autoridades del Estado Mayor Policial, la Dirección Nacional de Bomberos y a los/as representantes y/o técnicos/as de las instituciones asociadas al evento (Instituto Uruguayo de Meteorología, Dirección Nacional de Policía Caminera, etc.). El Comando de Respuesta Nacional tendrá las siguientes atribuciones:

  • Adoptar centralmente las decisiones que sean necesarias para el mejor desempeño del SINAE en su conjunto.
  • Coordinar el flujo de información, la relación con los medios de comunicación, las declaraciones públicas y las recomendaciones a la población.

¿Cómo donar?

Cuando ocurre una emergencia o desastre muchos uruguayos sienten la necesidad de ayudar. Esa solidaridad es motivo de orgullo para toda la sociedad, y una de las más importantes fortalezas con las que contamos.

Sin embargo, si vamos a realizar donaciones debemos tener en cuenta algunos consejos para que nuestra buena intención ayude a la solución y no se convierta en un problema más.

  • Donar sólo aquello que las personas responsables de atender la emergencia hayan solicitado, y en las condiciones pedidas.
  • En caso de no poder llevar la donación al lugar definido por las autoridades, contactar a las organizaciones que colaboran en la emergencia para solicitarles transporte.
  • Mantenerse informado luego del evento: en la etapa de recuperación también es importante la ayuda y se suele requerir un conjunto más variado de donaciones.