Ir al contenido
InicioComunicaciónArchivo de noticias
6/13/18

Por vientos fuertes y sostenidos para la costa Sur del país

El Instituto Uruguayo de Meteorología (INUMET) emitió una nueva alerta nivel naranja por vientos fuertes y persistentes para la costa sur del país a partir de la hora 1.25 de hoy miércoles 13 de junio.

En efecto, la zona afectada comprende a todo el departamento de Montevideo y las localidades: 
Canelones: Atlántida, Canelones, Joaquín Suárez, Las Piedras, Pando, Progreso, Santa Lucía y Sauce.
Maldonado: Gregorio Aznarez, Maldonado, Pan de Azúcar, Piriápolis, Playa Hermosa, Playa Verde, Punta Ballena, Punta Colorada, Punta del Este y San Carlos.
Rocha: La Paloma.
San José: Ciudad del Plata y Libertad.

La depresión atmosférica comienza a profundizarse sobre el Sur del territorio nacional, generando vientos del SW sostenidos de entre 60- 80 km/h con rachas superiores. Se espera que durante la madrugada la intensidad de los vientos alcancen valores superiores

Por otra parte, actualizó nivel amarillo para localidades Canelones : San Ramón y Tala.
Colonia: Colonia del Sacramento, Juan Lacaze, Nueva Helvecia, Rosario y Tarariras.
Florida: 25 de Agosto, 25 de Mayo, Alejandro Gallinal, Cardal, Casupa, Chamizo, Florida, Fray Marcos, Independencia, La Cruz, Mendoza, Mendoza Chico, Reboledo y San Gabriel.
Lavalleja: José Pedro Varela.
Maldonado: Aiguá.
Rocha: Cabo Polonio, Castillos, Chuy, La Pedrera, Lascano, Punta del Diablo y Rocha.
San José: Ecilda Paullier, Rafael Perazza, Rodríguez y San José de Mayo.
Treinta y Tres: Treinta y Tres.

Se continuará monitoreando la situación y se actualizará a las 06.30 hs.

Consulte boletín de INUMET: https://internas.inumet.gub.uy/reportes/riesgo/pdf/adv1528864012971.pdf

Frente a este pronóstico, desde el SINAE recordamos algunas recomendaciones para prevenir situaciones de riesgo asociadas a vientos fuertes:

•  Mantenerse informado/a sobre pronósticos, estado del tiempo y advertencias de las autoridades.
•  Tomar especiales precauciones con las personas más vulnerables (niños/as, personas adultas mayores, personas con discapacidad, personas enfermas). No dejarlas solas.
•  Mantener a los animales domésticos en lugares protegidos.
•  Retirar del entorno (jardines, balcones, etc.) objetos que puedan ser impulsados por el viento y transformarse en proyectiles.
•  Cerrar y asegurar puertas y ventanas exteriores. Evitar permanecer cerca de ellas.
•  Si es necesario, refugiarse en la habitación más protegida de la vivienda.
•  Evitar la circulación innecesaria de personas y vehículos.

 

 

 

 

 

Consejos en caso de que ocurra una emergencia

Una  emergencia  es  una  irrupción sorpresiva y violenta en la vida de las personas. Es normal que nos provoque miedo, enojo e inseguridad. Esas reacciones dependerán  de  nuestras  experiencias  previas  y  de  nuestro  temperamento.  Pero  más  allá  de  las  diferencias,  todos  debemos tener incorporadas tres acciones:  mantener  la  calma,  avisar  a  las  autoridades  e  informarnos.



Mantener la calma

A  pesar  de  la  tensión  del  momento,   debemos   mantener   la   calma  para  adoptar  las  decisiones oportunas y disminuir la carga emocional del entorno.
No   debemos   intentar   maniobras  para  las  cuales  no  fuimos  entrenados.  Es  importante  ser  prudentes   y   no   sobrevalorar   nuestras  posibilidades  mientras  esperamos  la  ayuda  especializada.

Llamar al 911

Es  necesario  notificar  a  las  autoridades  sobre  lo  que  está  sucediendo.  Basta  con  llamar  al  911  para  activar  la  respuesta  estatal.  

Informarse de la situación

Debemos seguir las instrucciones del personal de emergencia y permanecer atentos a las fuentes de información disponibles, evitando propagar rumores.

 

Frente a este pronóstico, desde el SINAE recordamos algunas recomendaciones para prevenir situaciones de riesgo asociadas a vientos fuertes:

•  Mantenerse informado/a sobre pronósticos, estado del tiempo y advertencias de las autoridades.
•  Tomar especiales precauciones con las personas más vulnerables (niños/as, personas adultas mayores, personas con discapacidad, personas enfermas). No dejarlas solas.
•  Mantener a los animales domésticos en lugares protegidos.
•  Retirar del entorno (jardines, balcones, etc.) objetos que puedan ser impulsados por el viento y transformarse en proyectiles.
•  Cerrar y asegurar puertas y ventanas exteriores. Evitar permanecer cerca de ellas.
•  Si es necesario, refugiarse en la habitación más protegida de la vivienda.
•  Evitar la circulación innecesaria de personas y vehículos.

 

 

 

 

 


Consejos en caso de que ocurra una emergencia

Una  emergencia  es  una  irrupción sorpresiva y violenta en la vida de las personas. Es normal que nos provoque miedo, enojo e inseguridad. Esas reacciones dependerán  de  nuestras  experiencias  previas  y  de  nuestro  temperamento.  Pero  más  allá  de  las  diferencias,  todos  debemos tener incorporadas tres acciones:  mantener  la  calma,  avisar  a  las  autoridades  e  informarnos.



Mantener la calma

A  pesar  de  la  tensión  del  momento,   debemos   mantener   la   calma  para  adoptar  las  decisiones oportunas y disminuir la carga emocional del entorno.
No   debemos   intentar   maniobras  para  las  cuales  no  fuimos  entrenados.  Es  importante  ser  prudentes   y   no   sobrevalorar   nuestras  posibilidades  mientras  esperamos  la  ayuda  especializada.

Llamar al 911

Es  necesario  notificar  a  las  autoridades  sobre  lo  que  está  sucediendo.  Basta  con  llamar  al  911  para  activar  la  respuesta  estatal.  

Informarse de la situación

Debemos seguir las instrucciones del personal de emergencia y permanecer atentos a las fuentes de información disponibles, evitando propagar rumores.