Ir al contenido
InicioComunicaciónArchivo de noticias
4/17/17

Finaliza la fase de emergencia por inundaciones e inicia la fase de recuperación

En el marco de la Gestión Integral del Riesgo está finalizando la fase de emergencia en Artigas por las inundaciones provocadas por las precipitaciones registradas los días 9 y 10 de abril e iniciando la fase de Recuperación. Continúan las tareas de limpieza y desinfección en el marco del operativo retorno iniciado en la mañana del sábado. De acuerdo al último relevamiento el 94 % de las personas desplazadas regresó a sus viviendas. Actualmente todavía permanecen 40 personas evacuadas y 70 autoevacuadas, totalizando 110 personas desplazadas. Se espera que en las próximas horas se regularice su situación. PRÓXIMA ACTUALIZACIÓN: LUNES 17 DE ABRIL, 18 HORAS

En las primeras horas del sábado 15 de abril comenzó el operativo retorno. De acuerdo al último relevamiento el 94% de las personas desplazadas ya regresó a sus viviendas. Actualmente permanecen 40 personas evacuadas y 70 autoevacuadas, totalizando 110 personas desplazadas.

Cabe aclarar que, al decir persona desplazada, nos referimos a quien abandona su vivienda por riesgo o afectación asociados a un evento adverso.

Al decir persona evacuada aludimos a quien es alojado en un albergue temporal bajo la coordinación integral del CDE/CECOED.

Y al decir persona autoevacuada aludimos a personas desplazadas que son alojadas en viviendas particulares o campamentos autogestionados.

Las personas evacuadas continúan recibiendo atención integral, esto es: resguardo, protección, alimentación, abrigo, recreación y salud.

Operativo retorno

A medida que se garantizó la seguridad y el bienestar de las familias, y de acuerdo a los protocolos y planes de contingencia vigentes, se inició el procedimiento de retorno de las personas evacuadas bajo la coordinación del CECOED.

Para ello se conformaron equipos de trabajo integrados por profesionales de diferentes disciplinas que se ocuparon de los aspectos edilicios para garantizar la seguridad de las viviendas, realizaron las coordinaciones con UTE para restablecer la energía eléctrica y con la Dirección Nacional de Bomberos para las habilitaciones.

Asimismo, equipos de salud evaluaron las condiciones sanitarias y equipos operativos llevan a cabo las tareas de desinfección y fumigación de las viviendas, así como la limpieza de cámaras sépticas y pozos negros.

Una vez terminado el operativo de  retorno, en el marco de la Gestión Integral del Riesgo y de acuerdo a los protocolos vigentes, finalizará formalmente la fase de Respuesta a la Emergencia y empezará la fase de Recuperación. En esta etapa la acción estatal debe enmarcarse en las políticas de las instituciones departamentales y nacionales pertinentes para la búsqueda de respuestas habitacionales para las familias cuyas viviendas quedaron inhabitables.

Recomendaciones para el retorno seguro a los hogares luego de la inundación

Antes de regresar a la vivienda se deben realizar las tareas de limpieza y desinfección. Para hacerlas se recomienda:

  • Corroborar que todas las personas que colaboren en las tareas de limpieza y desinfección estén vacunadas, en particular contra el tétanos.
  • Acceder a la vivienda en horas del día con luz natural.
  • Usar guantes y botas de goma. Nunca acceder descalzo/a o con sandalias o similar.
  • Antes de comenzar las tareas de limpieza y desinfección, realizar una atenta observación del entorno, identificar objetos que obstaculicen el paso y evitar tocarlos hasta tener total seguridad de que no haya riesgo eléctrico.
  • Mediante un listón de madera corroborar que esté apagada la llave general de la luz (que debería haber quedado apagada al evacuar la vivienda).
  • Asegurarse que no haya ningún toma corriente ocupado, es decir ningún artefacto eléctrico conectado.}Frente a duda de fugas eléctricas, consultar al Comité Departamental de Emergencias.
  • Una vez que se tenga total certeza de que no hay riesgo de accidente eléctrico:
    • Abrir puertas y ventanas para facilitar el secado de las instalaciones.
    • Usando guantes, botas de goma y tapa bocas, sacar el barro hacia fuera con pala y balde.
    • Raspar las paredes con una espátula par retirar el lodo seco. Este procedimiento puede levantar polvo, para evitar inhalarlo usar tapa boca.
    • Lavar el piso y las paredes.
    • El lavado final debe hacerse con agua que lleve 60 ml de hipoclorito por litro de agua (la concentración comercial de uso del hipoclorito es de 40 gramos por litro). El lavado final implica lavar los pisos y trapear paredes. Este último debe hacerse en sentido circular helicoidal descendente teniendo mucho cuidado para evitar salpicaduras en los ojos.
    • Lavar todos los envases de alimentos (latas, frascos, recipientes de plástico, etc.) y utensilios (cubiertos, vasos, ollas, etc.) con jabón y agua segura o desinfectada. Sumergirlos durante 30 minutos en una solución de hipoclorito con 5 ml de hipoclorito por litro de agua y luego enjuagarlos con agua segura.

Recordar:

  • No consumir alimentos que hayan estado en contacto con aguas de la inundación.
  • En caso de que la inundación haya afectado las cañerías, hervir el agua o agregarle hipoclorito.

Recomendaciones para la desinfección de agua de aspecto u origen sospecho

Hay dos procedimientos de desinfección de agua para consumo humano:

a- Hervirla durante un lapso mínimo de un minuto y un lapso máximo de tres minutos.
b- Agregarle hipoclorito de sodio y esperar al menos 30 minutos antes de consumir. En el caso de elegir esta opción, utilizar la cantidad de hipoclorito de acuerdo al detalle que sigue:

Solución de  hipoclorito
de sodio

Para reparaciones menores de 3 litros

Para preparaciones  de 1000 litros

Hipoclorito de sodio al 4% (uso doméstico)

Una gota por litro de agua

50 mililitros cada 1000 litros de agua

Hipoclorito de sodio al 10% (uso industrial)

Una gota cada 2,5 litros de agua

20 mililitros cada 1000 litros de agua

Hipoclorito de sodio al 0,5% (uso medicinal)

Ocho gotas por cada litro de agua

 No aplicable

 

Recordar:

  • En todos los casos el agua a tratar debe estar límpida y se debe mezclar bien.
  • Si el agua estuviera turbia se debe dejar decantar y/o filtrar.
  • Nunca usar soluciones perfumadas o con aditivos.

Acciones de respuesta

Según el“Protocolo de Coordinación General del Sistema Nacional de Emergencias (SINAE) durante la Respuesta a Emergencias y Desastres Súbitos” la respuesta se mantiene en el nivel departamental: son los CDE y los CECOED quienes coordinaron las acciones.

Los Municipios, las Intendencias Departamentales, los Bomberos, la Policía, el Ejército Nacional y los diferentes Ministerios junto a ONGs y vecinos, trabajan articuladamente para brindar una respuesta efectiva y eficaz en la zona afectada.

Desde la Dirección Nacional del SINAE se realiza un seguimiento permanente de la situación y se facilitan las ayudas necesarias.

En este sentido el Sistema Nacional de Emergencias, como ámbito de articulación del conjunto del Estado uruguayo para garantizar la protección de la vida, los bienes de significación y el medio ambiente en situaciones de emergencia, dispone de todos los recursos técnicos, materiales, logísticos y humanos así como de los planes y protocolos necesarios para asegurar una respuesta efectiva en la zona afectada.