Ir al contenido
InicioComunicaciónArchivo de noticias
10/4/18

El trabajo en escuelas rurales: la experiencia con Cruz Roja y Unilever

Entre 2017 y 2018 el SINAE viene desarrollando una estrategia de promoción de una cultura preventiva en escuelas rurales. El año pasado se implementó con FAO y este año con Unilever y con Cruz Roja. Hasta el momento se han generado instancias de sensibilización en un total de 130 escuelas, en las que han participado más de 190 maestras/os y más de 2400 niños/as. En el marco de la Semana de la Reducción de Riesgos, se presentarán los resultados de estas dos experiencias de trabajo. La actividad tendrá lugar el viernes 5 de octubre a las 15 horas en la Sala de Prensa de la Torre Ejecutiva y se llama “Cómo prevenir el riesgo desde temprano. El trabajo en escuelas rurales: la experiencia con Cruz Roja y Unilever”.

El SINAE considera oportuno presentar los resultados de dos experiencias de trabajo conjunto con la comunidad, para la incorporación desde la infancia de hábitos responsables como es el lavado de manos, primeros auxilios y cuidado de la piel.

 

El cuidado de piel

A raíz de la experiencia recogida durante el 2017 en el marco del Proyecto con FAO de capacitación para pequeños agricultores familiares afectados por las inundaciones en el que se trabajó con 77 escuelas rurales, el SINAE inició un nuevo proceso de trabajo con otros actores.

En tal sentido,  se comenzó a transitar un proceso conjunto con la cátedra de Dermatología Comunitaria de la Universidad de la República, la empresa UNILEVER y la agencia de publicidad Larsen, el que se acordó realizar talleres de sensibilización sobre Gestión Integral del Riesgo (GIR) y cuidado de la piel en escuelas rurales de los departamentos de Canelones, Flores, Lavalleja, Paysandú y Rivera.

Ese proceso implicó las primeras coordinaciones con la Administración Nacional de educación Pública (ANEP) y el Ministerio de Salud. Se contó con el apoyo en capacitación de la experta argentina María Solá y de médicos estudiantes residentes de la cátedra de Dermatología Comunitaria de la Universidad de la República que llevan a cabo el segmento dedicado al cuidado de la piel.

El equipo técnico del SINAE, con el apoyo de Voluntarios de la generación 2017, fue parte de la planificación y desarrollo de este proceso. 

En total se realizaron 25 talleres en los departamentos de Lavalleja, Canelones, Rivera, Paysandú y Flores en 23 escuelas, participaron 650 escolares, 72 maestros y maestras, y personas de la comunidad. 

Paralelamente, se adaptaron a Uruguay las piezas de TV que forman parte del Proyecto Reparador Vasenol. Como figura para representar a la marca, se contó con la colaboración de la comunicadora y conductora Cecilia Bonino.

La atención se enfoca en los niños que viven en ámbitos rurales que necesitan educación sobre el cuidado de la piel, ya que por la naturaleza de las actividades que desarrollan en su medio, son una población especialmente vulnerable expuesta a factores de riesgo en forma continua y prolongada.

Los talleres abarcan temáticas tales como los cometidos del SINAE, la visibilización de riesgos y amenazas y fundamentos para prevenir y prepararse para posibles riesgos. Además, la Cátedra de Dermatología de la Facultad de Medicina, trabajó sobre las conductas necesarias para cuidar la piel al exponerse al frío y educar sobre las formas adecuadas de protegerse del sol. 

Este tipo de actividades posibilita al SINAE continuar su línea de trabajo de prevención y sensibilización de la población en torno a la GIR, aportando herramientas y materiales educativos a la comunidad docente, padres de escolares y personas de la comunidad.  

 

La experiencia con Cruz Roja

De acuerdo al plan de acción implementado a raíz de la sequía en el primer semestre del año y que generara una emergencia agropecuaria, la Cruz Roja Uruguaya conjuntamente con el SINAE, convinieron en la necesidad de llevar adelante una serie de actividades de distribución de ayuda humanitaria en del departamento de Tacuarembó.

El Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) declaró emergencia agropecuaria para 14 departamentos del Norte del país. Según las estimaciones realizadas oportunamente fueron más de 11 mil las personas afectadas de diversas localidades.

Ante ese escenario, equipo de voluntarios y técnicos de la Cruz Roja comenzaron un proceso de evaluación y distribución de ayuda humanitaria. Asimismo y dando cumplimiento a su mandato humanitario, la Cruz Roja Uruguaya implementó los fondos DREF (Fondos de Emergencia para Respuesta en caso de Desastres) procedentes de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

A través de los mismos, se otorgó ayuda humanitaria a un total de 145 familias de comunidades rurales del departamento de Tacuarembó que se vieron afectadas por el déficit hídrico que afectó a la región.

Desde el inicio se ha trabajó articuladamente con el Sistema Nacional de Emergencias (SINAE) de Presidencia de la República en su carácter de organismo rector en materia Gestión Integral del Riesgo (GIR) y con la Intendencia Departamental de Tacuarembó a través de su Comité Departamental de Emergencias (CDE) y de su Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (CECOED).

La asistencia que ofrece Cruz Roja, complementó los esfuerzos a los que se comprometió el Estado uruguayo y se tradujo en entrega de agua en condiciones a la población, es decir bidones para el acopio de agua, kit de higiene, medidores de color y pH y distintas labores de sensibilización para el manejo y consumo de agua en forma segura desde el punto de vista sanitario.

Paralelamente, se coordinó interinstitucionalmente la entrega de 25 tanques de 1100 lts en escuelas rurales del departamento como forma de sumar atención a uno de los grupos más vulnerables como son los niños en edad escolar. La provisión de los tanques, permitió que 400 personas de la comunidad accedan, directamente, a agua potable.

Además se realizaron 12 talleres en escuelas sobre GIR, en el que participaron unos 280 niños y niñas en edad escolar y personas de la comunidad.

 

 

 

 

 

El aporte del Voluntariado

En total fueron 36 las personas voluntarias, que acompañaron, en todos los departamentos participantes, la realización de talleres de sensibilización sobre Gestión Integral del Riesgo y cuidados de la piel. También acompañaron la realización de talleres de sensibilización sobre Gestión Integral del Riesgo y temas relacionados con Sequía (manejo seguro de agua, lavado de manos, etc.)

Estas acciones posibilitaron aportar herramientas y materiales educativos a la comunidad docente, padres de escolares y la comunidad en general.