Ir al contenido
InicioComunicaciónArchivo de noticias
3/29/17

Comenzaron los primeros talleres con agricultores afectados por inundaciones

Comenzaron los talleres de capacitación para agricultores familiares afectados por las inundaciones, en el marco del Proyecto entre el SINAE y FAO.

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) ha definido la reducción y gestión del riesgo de desastres como una prioridad institucional. Para ello ha desarrollado un enfoque amplio para la gestión del riesgo de desastres que apunta a reducir la vulnerabilidad, fortalecer la resiliencia, mejorar la respuesta y asegurar una adecuada transición hacia el desarrollo.

En este contexto FAO y el SINAE firmaron en octubre del año pasado un acuerdo para brindar apoyo a productores familiares que debido a eventos meteorológicos adversos, vieron seriamente comprometida su seguridad alimentaria.

El referido proyecto se denomina Asistencia de Emergencia para la recuperación de los medios de vida de agricultores familiares afectados por el las inundaciones. Para implementarlo, oportunamente se llamó a un consultor para realizar una consultoría de 8 meses para brindar asistencia técnica y apoyo en capacitación. De este modo, se busca incorporar la temática de la gestión integral del riesgo en la agricultura familiar o de pequeña escala.

El proceso incluye una primera instancia de capacitación que se extenderá hasta el 31 de julio en 6 departamentos: Canelones, Rocha, Soriano, San José, Río Negro y Colonia. En particular, se atenderá las demandas de unas 500 familias de horticultores y fruticultores que producen básicamente alimentos para autoconsumo.

En total serán 31  talleres en diferentes localidadesde 6 departamentos. Se capacitará al total de los participantes, pudiéndose ampliar la convocatoria a otros sectores vulnerables o actores relevantes en la gestión de riesgo a nivel local.

Más allá de la capacitación, el Proyecto tiene otro componente fundamental que es el de la entrega de insumos para la recuperación inmediata de la producción. Para eso se entregan semillas para cultivos hortícolas y forrajeros.

Posteriormente se pasará a una etapa de asesoramiento técnico, de supervisión de actividades y acompañamiento a las familias de los productores. Está previsto que el Proyecto culmine a finales del presente año.

Además del SINAE participan de esta experiencia , el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Anep, Gobiernos departamentales, Comités Departamentales y Centros Coordinadores de Emergencias.